sexta-feira, 12 de agosto de 2011

Cuento Vergonzoso

¿Cuántos pecados aún a la espera de su reloj,
Cuántas falsas dolores de envidia?

Tenemos más que pasión,
Ahora más que ilusiones
Mientras quedamos calados.

¿Cuántos embargos tendrán los pasos de Dios?
¿Cuántos amores podrían los actos divinos?